Qué son las fundas dentales

Las fundas dentales se puede definir como una prótesis dental fija, la misma es colocada sobre los dientes, es bastante común ya que suele ser usada para corregir varios aspectos estéticos.

Las fundas dentales funcionan como protección para los dientes que se han debilitado ya sea a causa de caries graves o de una endodoncia, muchas personas suelen confundirlas con carillas lo cual no es lo mismo.

El efecto de esta consigue tener un doble efecto, ya que es colocada para proteger alguna pieza de la dentadura que se encuentre debilitada, como también ayuda a que se vea una dentadura mucho más estética pues corrige esas imperfecciones que se puedan tener.

Con esta es posible proteger el diente y lograr que dure por mucho más también y al mismo tiempo ayuda a que el paciente tenga una sonrisa mucho mejor que la anterior.

Para poder colocar una funda dental es preciso limar la pieza dental que se desea resguardar, de modo de lograr así que quede un poco más pequeño y así poder calzar correctamente la funda en el diente natural, estas son enviadas a un laboratorio junto con un molde de los dientes del paciente para su creación.

Tipos de fundas dentales

Actualmente hay varios tipos de fundas dentales las cuales también son conocidas como coronas dentales, estas dependen del material con las que serán fabricadas, su forma y grosor.

En odontólogo será el encargado de escoger entre todos los tipos la más conveniente para el paciente, entre tantos tipos se encuentran:

Fundas dentales de metal

Este tipo de fundas o coronas son utilizadas normalmente para las muelas, ya que estéticamente su color no se ve natural para ser utilizada en los dientes frontales, estas suelen estar fabricadas de níquel, paladio, cromo o de oro.

Fundas dentales de metal porcelana

Estas están diseñadas con ambos elementos (metal y porcelana), la parte interior de la funda es de metal que es la que va cementada en el diente que anteriormente ha sido tallado.

La porcelana tiene un color bastante parecido a la de la dentadura natural, por lo tanto la parte externa de la funda es de porcelana de manera de intentar brindar un resultado más estético.

El problema con estas fundas es que con el tiempo ella produce que las encías se vayan retirando dejando a la vista así un borde grisáceo en el cuello del diente que no resulta nada estético.

Por ello actualmente es recomendable utilizar fundas dentales libres de metal.

Funda dental de circonio

Estas resultan ser las que poseen mayor demanda entre los odontólogos, ya que es la que iguala mejor la morfología, tonalidad y textura de los dientes naturales a la perfección ayudando así a garantizar una sonrisa perfecta.

Además de que tiene una resistencia mejor que cualquier otra.

Funda dental de cerámica

Las fundas dentales diseñadas totalmente de cerámica resultan tener un acabado estético casi perfecto, pero también resultan ser mucho menos resistentes que las de circonio o las de metal.

Estas tiene un color bastante natural, pero deben ser utilizadas con bastante cautela debido a que son bastante frágiles.

Fundas dentales de Composite

Estas son utilizadas tan solo de manera provisional mientras se espera por una funda dental de otro material, debido a que son muy poco resistentes y visualmente no resulta ser nada estética.

Cómo saber cuándo es necesaria una funda dental

Pueden existir distintos indicativos para saber que ya es hora de solicitar una funda dental a tu odontólogo, una de ellas es cuando se comienza a notar una debilidad en los dientes, o luego de una endodoncia.

Puede que suframos algunas caídas o golpes que causen que los dientes de fracturen o se rompan, esto es mucho mejor arreglarlo con una funda dental, así crear una imagen perfecta y no un diente partido o fisurado.

Por otro lado esta resulta una buena solución para personas que su dentadura resulta bastante pequeña, hay quienes sus inseguridades se encuentran en el diseño de su sonrisa.

Esta resulta una excelente solución para hacer que la estética de tu sonrisa se vea mucho mejor como también ayudará a sentirte más cómodo.

Ésta también suele ser la solución cuando se han perdido algunos dientes debido a distintos factores, y por la falta de dichas piezas en la dentadura la función de comer se ha complicado un poco.

Para pacientes que puedan sufrir de bruxismo esta resulta una protección bastante bueno para proteger los dientes del desgaste, al igual que cuando se tiene una carie lo bastante grave que ha logrado dañar el diente.

En cualquiera de las opciones anteriores resulta bastante útil una funda dental, pues es un método bastante común y cómodo para lograr arreglar cual sea de los problemas en cuanto a la dentadura.

Fundas dentales y sus tantas ventajas

Hay millones de personas en el mundo que han optado por el uso de fundas dentales, ya que resulta un método bastante cómodo para el paciente lograr recuperar su seguridad estética.

Gracias a la tecnología desarrollada a lo largo de los últimos años es posible que las fundas dentales logren ofrecer un resultado lo bastante bueno en lo funcional, estético y duradero.

Además que resulta posible evitar la pérdida de algunas piezas dentales mediante esta técnica ya que al momento de notar el desgaste de la misma es posible colocar la funda sin necesidad de reemplazar la pieza natural.

Para quienes ya tienen una funda dental es importante recalcar mantener una buena técnica de higiene para asegurar así por mucho más tiempo la vida de estas fundas.

Al igual como no deben olvidar que lo más recomendable es asistir a un especialista dental al menos cada seis meses al año y así evaluar si las fundas están el lugar correcto y aún se encuentra en él está debido.

Y si aún mantienen la duda de si una corona y una funda resultan ser cosas distintas, la verdad es que no, es hora de destacar que resultan ser lo mismo, tan solo que resulta ser conocida por ambos nombres.

Qué son las fundas dentales
5 (100%) 3 votes