Fases del tratamiento

  1. PRIMERA CONSULTA: EL DIAGNÓSTICO

Todos los tratamientos de implantes dentales empiezan con un exhaustivo diagnóstico de la dentadura del paciente concretando la vulnerabilidad y la viabilidad de la colocación de implantes dentales. En esta etapa es fundamental un examen con radiografía evaluando el volumen óseo del que se dispone. En ocasiones es fundamental realizar un escáner. Los factores y elementos anteriormente descritos son necesarios para concretar el plan de tratamiento y así prever cualquier tipo de complicación.

Posterior al examen, se comunica al paciente las posibilidades terapéuticas, duración, beneficios y el importe del tratamiento con implantes.

 

  1. INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA

Para realizarse el tratamiento de implantes dentales se utiliza anestesia local que es indolora.

Respecto a la duración del tratamiento varía mucho en función de la complejidad del paciente. Depende de manera directa el número de implantes a colocar, localización de los mismos, capacidad osea…

En términos generales se podría decir que para la intervención que es, es un tratamiento indoloro.

 

  1. CICATRIZACIÓN

Una vez realizada la intervención quirúrgica viene la fase de cicatrización. Los huesos empiezan a regenerarse bordeando a los implantes. Esta etapa recibe el nombre de “osteointegración”, y es básica y determinante para que aguante posteriormente la colocación de la corona. Esta fase es indolora y suelen colocarse prótesis provisionales únicamente por razones de estética.

 

  1. LA FASE PROTÉSICA

Una vez finaliza la fase de cicatrización, el implantologo junto con el protésico dental realizan una prótesis en base a unas impresiones previamente tomadas. Más tarde esa prótesis se sujeta sobre el implante mediante lo que conocemos como pilar.

 

  1. CUIDADOS PROFESIONALES Y SEGUIMIENTO

Es básico revisiones periódicas al dentista además de una perfecta higiene bucodental para evitar cualquier problema en la boca y así poder garantizar la duración del implante dental.

En el caso de no realizar un mantenimiento adecuado puede causar enfermedades como gingivitis o periimplantitis inflamando los tejidos que bordean al implante dental.

Anuncios