Qué es un implante dental

Los implantes dentales…

Uno de los tratamientos dentales con mayor éxito en los últimos años han sido los implantes dentales considerados la opción más efectiva para reemplazar aquellos dientes que se han caído o hemos perdido por diferentes consecuencias.

a-smile-2826130_1280

Los implantes dentales se diseñan  de manera personalizada sobre el paciente para que encajen a la perfección con la estructura de su mandíbula. El proceso de creación de implantes dentales a la medida del paciente recibe el nombre de osteointegración,
que permite al implante integrarse de forma directa, sólida y duradera en el hueso de la mandíbula del maxilar para mejorar la funcionalidad y los resultados a largo plazo.

Los implantes dentales simulan a una raíz artificial que se crea específicamente para adaptarse a la dentadura del paciente.Para lo que se coloca un implante dental y la principal función del mismo es sustituir el diente perdido e intentar asemejarse lo máximo posible al estado natural de una dentadura fuerte y sana. El implante dental sustituye a la pieza dental natural donde se ha perdido el diente.

El éxito de los implantes dentales es obvio dado que después de varios años desde su aparición hasta hoy, los resultados son excelentes con más de un 90% de probabilidad de que el implante dure de por vida además de que su precio no es excesivamente alto.

 

teeth-2833415_1280

Los resultados una vez colocados son asombrosos ya que se pasa de tener una dentadura defectuosa a tener una dentadura fuerte y sana con una apariencia casi en la totalidad de los casos natural.

Hoy en día la ausencia de dientes ya no tiene que ser un problema existiendo este tipo de tratamiento dental convirtiéndose en el producto estrella de muchas clínicas dentales y dentistas.

Actualmente la mayoría de los implantes se fabrican en titanio puro actuando como sustituto de la raíz del diente. Cuando los implantes están integrados con el hueso, dan soporte a las nuevas prótesis o coronas que se unirán a ellos, consiguiendo así una apariencia similar a la de un diente real.

Beneficios de colocarse implantes dentales

Si hemos perdido una pieza dental, la mejor opción es la colocación de un implante dental por las razones anteriormente explicadas y que ahora, en este apartado, detallamos de una manera sencilla, rápida y concisa:

  • Seguridad: Es uno de los tratamientos con mayor tasa de éxito, es decir, rara vez fallan frente a otras alternativas disponibles para la sustitución de un diente. Su éxito radica en que no afecta al resto de la dentadura una vez colocado y tiene una alta adaptación gracias al material por el que estos se realizan. Son biocompatibles.
  • Estética: Es la solución más eficaz para reemplazar la pieza o piezas dentales que nos faltan. Ya sabemos que existen alternativas para disimular la pérdida de un diente pero sin duda esta la más completa por su apariencia final y su funcionalidad.
  • Higiene: Su cuidado post.-tratamiento es el mismo que debemos dar al resto de nuestra dentadura natural. No requiere de un cuidado excesivo más allá de las revisiones periódicas que en nuestra clínica dental  o dentista nos aconsejará.
  • Salud: O lo que es lo mismo, calidad de vida. Con nuestros implantes dentales podemos llevar una vida más que normal comiendo todo aquello que pudiésemos comer con una dentadura natural.

Si alguna vez te has preguntado como ser una persona más confiada y decidida y padeces la ausencia de alguna pieza dental, no dudes que un implante dental es la mejor solución.

Conclusiones sobre los implantes dentales

Estamos hablando de un tratamiento dental donde sustituye la raíz de un diente por la colocación de una aleación de titanio quirúrgico, de forma rápida, segura e indolora, con el fin de mejorar la salud bucodental reactivando la funcionalidad de la boca además de mejorar la estética de la persona que realice la reconstrucción.

Los implantes dentales se pueden colocar con anestesia local pero también general cuando el proceso quirúrgico es más complicado.

La fase de recuperación suele ser corta también dependiendo del número de implantes que se haya realizado el paciente. Para esta fase de recuperación es fundamental un correcto seguimiento por parte del doctor y el paciente deberá seguir con precisión las indicaciones médicas.

Finalmente, el implante dental (sin corona) se va adhiriendo de manera natural en la dentadura hasta unirse por completo. Una vez cicatrizado, está listo para colocar la corona y disfrutar de una dentadura perfecta, sana y fuerte.

 

Anuncios